Pulgón de las leguminosas

Pulgón de las leguminosas

AGENTE CAUSAL:

Insectos hemípteros de la familia Aphididae. Causan daños en guisante, lenteja, alfalfa y otras leguminosas.

Incluyen varias especies destacando: Acyrthosiphon pisum (pulgón verde de leguminosas) y Aphis craccivora (pulgón negro de leguminosas).

Adultos:

  • A. pisum: presenta un cuerpo ovoide de 3 a 4 mm de longitud de color verde claro y ojos rojo oscuro. Antenas tan largas o más que el cuerpo, con una zona oscura entre el tercer y cuarto segmento. Cola prominente y los extremos de los sifones oscuros.
  • A. craccivora:  tiene forma más achatada por el abdomen que otros Aphis. Color negro brillante, patas con zonas oscuras y sifones largos. Tamaño entre 1,5 y 2 mm y antenas más cortas que el cuerpo y de color claro.

 

Larvas:

  • Similar al adulto pero con un tamaño inferior a 2 mm. En A. craccivora presentan un color marrón con un ligero polvillo grisáceo.
  • Los pulgones se observan generalmente desde la floración, formando colonias en tallos, hojas jóvenes, capullos y en vainas.

 

CICLO, SÍNTOMAS Y DAÑOS:

  • Los huevos hibernan hasta la primavera, momento en que las ninfas comienzan a ser visibles. Dando lugar a hembras partenogénicas que originan nuevos individuos. Alternan ciclos de reproducción sexual y asexual, con individuos con y/o sin alas que colonizan plantas cercanas. La última generación del año se reproduce sexualmente, haciendo la puesta de los huevos de invierno.
  • Daños directos por succión de la savia, provocando anomalías en el crecimiento de la planta, marchitez, brotes atrofiados y vainas retorcidas con un menor contenido de granos.
  • Daños indirectos por ser transmisor de virosis: A. pisum es un vector del virus PEMV-1 y A. craccivora segrega melaza, causante de la instalación del hongo negrilla (Capnodium spp).

 

LUCHA INTEGRADA:

Medidas preventivas:

  • No cultivar junto a parcelas plurianuales de trébol o alfalfa, donde inverna el virus PEMV-1 y se cobija el pulgón verde.
  • Siembra temprana o muy tardía, con el fin de evitar el periodo de mayor vulnerabilidad: floración y formación de vainas.
  • Fomentar el crecimiento y la resistencia de las plantas jóvenes.
  • Respetar a los enemigos naturales (Crisopas, coccinélidos, chinches depredadores, larvas de dípteros sírfidos y cecidómidos, parasitoides himenópteros y hongos entomopatógenos). Normalmente son capaces de mantener los niveles de pulgón por debajo del umbral de daño al cultivo.

 

Umbral de tratamiento para lucha química:

  • Se establece en la observación, en diez puntos de la parcela, de 10 a 15 individuos por tallo principal al comienzo de la floración.
  • Utilizar únicamente productos autorizados e inscritos en el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios. Consultar el Registro antes de cualquier aplicación:

Registro de productos fitosanitarios MAPA

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter