Recomendaciones de manejo. Periodo primavera 2019

Recomendaciones de manejo. Periodo primavera 2019

NOTAS PREVIAS:

  • En la actualidad NO existen rodenticidas autorizados y registrados para la aplicación por los agricultores en sus parcelas contra el topillo campesino.
  • En primavera NO es recomendable la limpieza de cubierta vegetal en cunetas, linderos y regatos en los casos que linden, o estén próximos, a cultivos en desarrollo, pues estos comienzan a presentar características de cubierta suficiente para actuar como sumidero de individuos supervivientes a la limpieza en las vías de dispersión cercanas.

 

SOBRE LA SIEMBRA

  • Previo a la siembra labrar a la mayor profundidad posible
  • Si bien lo más recomendable es realizar labor profunda, preferible con volteo, cualquier remoción del terreno, por ligera que sea, presenta un resultado favorable.
  • Repetir (pases más someros) si se observan colonias hasta el momento de la siembra.
  • En explotaciones con siembra directa, realizar un pase de chísel o descompactador, que contribuirá a destruir las huras minimizando el impacto en la estructura y perfil del suelo.
  • Nunca realizar siembra directa en parcelas que anteriormente se han dedicado a alfalfa, cultivos herbáceos plurianuales, barbecho, pasto, ni en rastrojeras colonizadas.
  • Mantener bandas de seguridad de 5 a 10 metros libres de vegetación, preferible mediante remoción, en los límites de parcelas en cuyas linderas, regatos, arroyos, cunetas o parcelas adyacentes se detecte presencia de topillo campesino.

 

EL MANEJO DEL RIEGO

  • La propia actividad del riego es una de las herramientas más efectivas, racionales y viables para la prevención de riesgos por topillo campesino:
  • Cuando se observe colonización de topillo, considerar la viabilidad de provocar un anegamiento temporal de la parcela.
  • Si se observa topillo, o cuando en las lindes, cunetas, arroyos o parcelas colindantes se observe su presencia, incrementar al máximo la frecuencia de los riegos provocando un ambiente disuasorio para la colonización en el interior de las parcelas.
  • Retirar siempre los tubos de riego cuando no sean necesarios.

 

RESERVORIOS, FORRAJES, ALFALFAS

  • En reservorios de topillo (perdidos, praderas, pastos, alfalfas,¿) próximos a las parcelas de cultivo:
  • Establecer bandas de seguridad (5 a 10 metros de ancho, mediante remoción de tierra), en sus bordes interiores, para dificultar la migración desde los reservorios.
  • En casos de grados de colonización altos, o se observe migración de topillo a las parcelas colindantes, el propietario establecerá los mecanismos necesarios para levantar la parcela.
  • En alfalfas, forrajes y pastos, incrementar al máximo la frecuencia de los cortes, dejando la cubierta vegetal lo más superficial posible, reduciendo así el alimento y la protección frente a depredadores. Retirar inmediatamente el forraje de la parcela.

 

ANTE INICIOS DE COLONIZACIÓN EN LAS PARCELAS

  • En caso de presencia puntual de colonias de topillo, o ante las primeras invasiones en parcelas ya sembradas:
  • Inundar las colonias mediante el apoyo de la cuba con una manguera.
  • Destrucción manual de galerías mediante azada o con la ayuda de un apero, hundiéndolo sólo en las zonas donde se observen las colonias.
  • Cuando resulte viable, colocar trampas en las proximidades de las colonias o en sus caminillos.

 

CONTROL BIOLÓGICO

  • Instalación de cajas nido para rapaces y de posaderos permanentes en las proximidades de las parcelas de cultivo a proteger, contemplando especialmente reservorios, cunetas, regatos y arroyos adyacentes a las parcelas de cultivo.
  • Colocación de posaderos temporales (estacas de altura mínima 1,5 metros, preferible con percha en forma de T): en las cunetas y arroyos adyacentes a las parcelas de cultivo; en las proximidades de las colonias en parcelas sembradas; como apoyo a las bandas de seguridad; como complemento tras los cortes en alfalfa¿
  • Fomentar el respeto a sus depredadores naturales (rapaces, comadrejas, zorros, cigüeñas,¿) y potenciar los elementos paisajísticos (árboles, matorrales, majanos,¿) que pudieran proporcionar guarida, lugar de cría o apoyo en su búsqueda de presas.
  • En los casos que sea posible, facilitar e intensificar el pastoreo en rastrojos, zonas no cultivadas y baldíos.
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter