Rizoctonia en cereal (<em>Rhizoctonia</em> spp.)

Rizoctonia en cereal (Rhizoctonia spp.)

AGENTE CAUSAL:

  • Enfermedad fúngica causada por varias especies del género Rhizoctonia, entre ellas Rhizoctonia cerealis y Rhizoctonia solani.
  • Son hongos saprófitos que sobreviven sobre restos orgánicos o sobre tubérculos en forma de micelio, o de forma pasiva sobre el suelo como esclerocios (masas pequeñas, irregulares y endurecidas, viables durante al menos 3-4 años en condiciones desfavorables).
  • Las especies de Rhizoctonia parasitan las raíces y los órganos subterráneos de un amplio grupo de huéspedes: cereales, leguminosas, remolacha, patata, alfalfa, hortícolas, etc.
  • La infección se propaga después a la corona, tallos y hojas. Con frecuencia se manifiesta en un solo tallo de la macolla.
  • Suelos calizos, arenosos, secos y bien drenados, prácticas de siembra directa, herbicidas, heridas en las plantas y estrés facilitan la invasión.
  • Las condiciones ambientales óptimas para el desarrollo de la enfermedad son temperaturas de 28-30°C y humedad del 90%
  • Rhizoctonia puede atacar junto a otros hongos de suelo con sintomatología parecida, siendo difícil diferenciar los daños de cada uno. A la acción conjunta de estos hongos se la conoce como ¿mal del pie¿.

CICLO, SÍNTOMAS Y DAÑOS:

  • Los esclerocios germinan estimulados por exudados producidos por descomposición de residuos orgánicos, y se produce micelio que penetra en las raíces jóvenes.
  • El hongo invade las raíces nuevas y alcanza la corona, la base de los tallos hasta el tercer nudo, las vainas y las hojas. Las raíces parecen recortadas y terminadas en punta.
  • Las plantas infectadas contaminan a otras formando rodales de hasta varios metros con plantas atrofiadas. Algunas espigas parecen asuradas.
  • Manchas elípticas de borde irregular, 2-3 cm de longitud, color verde grisáceo con el centro blanquecino y los márgenes rojizos, más oscuros y definidos que en otras enfermedades similares. Pueden cubrirse de micelio gris que se desprende con facilidad.
  • La pérdida depende de la dimensión de los rodales, mayor cada campaña.

LUCHA INTEGRADA:

Medidas preventivas:

  • Evitar las siembras tempranas.
  • Laboreo profundo con volteo para exponer los esclerocios y facilitar su destrucción. Eliminar las malas hierbas.
  • Rotación de cultivos evitando la sucesión de cereales, en particular si el precedente es cebada o trigo duro. Avena y triticale son menos sensibles.
  • Vigilar la posición y evolución de los rodales para planificar las medidas preventivas de la campaña siguiente.
  • Evitar las labores que puedan herir la planta y los factores estresantes.
  • Moderar el aporte de nitrógeno e incrementar el de potasio.

Umbral de tratamiento para lucha química:

  • No existen métodos curativos efectivos, siendo recomendable el uso de semilla tratada.
  • Utilizar únicamente productos autorizados e inscritos en el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios. Consultar el Registro antes de cualquier aplicación:

Registro de productos fitosanitarios MAPA

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter