Apión (<em>Holotrichapion pisi </em> y <em>H. apricans</em>)

Apión (Holotrichapion pisi y H. apricans)

AGENTE CAUSAL:

Son especies de insectos coleópteros curculiónidos de difícil diferenciación, de los géneros Apion y Holotrichapion. Las especies que más abundan en alfalfa y más daños causan son Holotrichapion pisi y H. apricans (aparecen como género Apion en algunas referencias). Las larvas se desarrollan principalmente en las yemas de la alfalfa ocasionando el daño principal y los adultos se alimentan de muchas leguminosas atacando brotes y hojas.

Adulto

  • Cuerpo con forma de pera que mide entre 2,5-3,5 mm. Rostro alargado con un pico prominente cilíndrico y arqueado hacia abajo.
  • Élitros surcados por unas líneas de puntos cuya coloración varía en función de la especie. De color negro con reflejos azul metálico en H. pisi, y de color negro con las patas y primera mitad de las antenas de color amarillento en el caso de H. apricans.

Huevos

  • Miden entre 0,3-0,5 mm, amarillentos, largos y lisos. Cada hembra deposita 1 solo huevo (normalmente) a 35 aprox., en el interior de las yemas, y en menor medida, en las cavidades de los tallos.

Larva

  • Entre 3-4 mm de longitud, de aspecto carnoso, cuerpo arqueado, ápoda y color amarillento.

Pupa

  • De 3-3,5 mm de color blanco amarillento. La pupación dura unos 15 días y tiene lugar al final del invierno.

 

CICLO, SÍNTOMAS Y DAÑOS:

  • Hinchamiento de las yemas debido a la disposición de las larvas.
  • Altos niveles de población de larvas durante el otoño-invierno destruyen las yemas en los brotes en crecimiento, lo que provoca retrasos o marchitez al inicio de su periodo vegetativo primaveral.
  • En primavera, a partir de abril, los adultos de 2ª generación salen de los refugios invernales y se alimentan del parénquima de hojas jóvenes durante 15-21 días.
  • En junio, emergen los adultos de 1ª generación que pasan el verano comiendo en los brotes y las hojas.
  • Daños: los más importantes son a la salida del invierno y primavera, pero no suelen necesitar tratamientos químicos.

 

LUCHA INTEGRADA:

Medidas preventivas:

  • Adelantar las siegas en alfalfa y otros cultivos forrajeros, excepto la última, antes de la parada invernal, que conviene retrasar para destruir la mayor cantidad de larvas y puestas alojadas en el interior de las yemas.
  • Pasar una traílla niveladora por la alfalfa durante la parada invernal (diciembre, enero) para eliminar larvas y huevos de Apion.
  • Dejar entrar al ganado en el alfalfar en parada vegetativa, de esta manera se reduce de forma significativa la emergencia de adultos y presencia de huevos y larvas en primavera.
  • Eliminar malas hierbas de la familia de las malváceas como Malva, Lavatera, Althaea, plantas del género Rumex y Trifolium, donde es muy frecuente la presencia de Apion.

 

Umbral de tratamiento con productos fitosanitarios:

  • No hay umbrales definidos contra esta plaga. Si se aplican tratamientos químicos deben ir destinados al control de los adultos, antes del último corte (las larvas están protegidas en las yemas durante todo su desarrollo).
  • Utilizar únicamente productos autorizados e inscritos en el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios. Consultar el Registro antes de cualquier aplicación:

Registro de productos fitosanitarios MAPA

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter