Helmintosporisis

Helmintosporisis

AGENTE CAUSAL:

Enfermedad fúngica que afecta fundamentalmente a cebadas, cuyo principal agente causal es Dreschlera teres (Sacc.). Se distinguen dos formas por el tipo de manchas foliares que producen: D. teres f. sp. maculata, con manchas punteadas, y D. teres f. sp. teres, con manchas más alargadas y aspecto reticulado.

  • Otras especies de Dreschlera (sinónimo de Helmintosporium) afectan a cebada, avena y trigo
  • D. teres persiste de una estación a la siguiente como micelio en restos de cosecha, pudiendo sobrevivir en ellos produciendo inóculo viable durante al menos dos campañas.
  • Las conidias producidas en la superficie de las lesiones primarias son el inóculo de las infecciones secundarias.
  • Para la infección de las hojas se requieren condiciones húmedas en las hojas durante 10 a 30 horas. El óptimo de temperatura es de 15-25ºC, pero la infección puede ocurrir de 8 a 33ºC.
  • Si las condiciones ambientales son favorables para la infección, puede llegar a afectar a los granos en formación, y el micelio en los granos afectados puede servir de transmisión inicial en la siguiente campaña.

 

CICLO, SÍNTOMAS Y DAÑOS:

  • La sintomatología expresada es variable, por lo que en ocasiones puede confundirse con los de otras enfermedades. En cualquier caso, los síntomas iniciales son manchas foliares de distinto tamaño y de color pardo negruzco o castaño, pudiendo presentar amarillamientos bordeándolas. Las manchas se extienden a medida que se desarrollan las hojas pudiendo llegar a secarlas.
  • Las reducciones en rendimiento se producen por la aparición de zonas necróticas en las hojas, que pueden llegar a secarse por completo, provocando disminución de la capacidad fotosintética de la planta y una reducción en la migración de los nutrientes hacia el grano.
  • Ataques tempranos debilitan las plantas reduciendo el número de espigas y granos viables, aunque los mayores daños afectan fundamentalmente al llenado de grano, produciendo granos mermados y de baja calidad.

 

LUCHA INTEGRADA:

Medidas preventivas:

  • Utilizar semilla certificada. Nunca procedente de parcelas afectadas.
  • Siembra de variedades poco sensibles. En cualquier caso, evitar sembrar variedades sensibles en parcelas afectadas durante al menos dos años.
  • Enterrado de restos de cultivo cuando se haya observado presencia la campaña precedente.
  • Rotación de cultivos.
  • Realizar una fertilización adecuada sin defectos ni excesos de nitrógeno.

 

Umbral de tratamiento para lucha química:

  • Cuando el 100% de las plantas presentan 2 o más manchas en las dos últimas hojas desarrolladas
  • Utilizar únicamente productos autorizados e inscritos en el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios. Consultar el Registro antes de cualquier aplicación:

 

Registro de productos fitosanitarios MAPA

 

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter