Nematodo de la espiga. Anguina

Nematodo de la espiga. Anguina

AGENTE CAUSAL:

Nematodos de la familia Anguinidae,  que atacan a los granos de trigo y cebada transformándolos en agallas, en cuyo interior, contienen otros miles de nemátodos que persisten hasta la campaña siguiente.

  • Animales de simetría bilateral, color transparente,  generalmente de pequeño tamaño (3-5 mm. en su máximo desarrollo), con forma alargada y lisa,  fusiformes y de sección circular.
  • Se alimenta cerca de las puntas de crecimiento hasta que penetra en el tejido del primordio de las flores, se alimenta  y estimula el desarrollo de una agalla en todos o en alguno de los granos de la espiga.
  • En estas agallas, los nematodos (hasta 80 individuos de ambos sexos) crecen rápidamente hasta alcanzar la madurez, se aparean y las hembras comienzan a producir los huevos (hasta 2.000 por hembra).
  •  Las larvas neonatas se desarrollan hasta el segundo estado larvario antes de la cosecha y las agallas caen al suelo por su pequeño  tamaño.
  • Anguina tiene una generación al año.
  • La dispersión del nematodo de espiga se produce por:

  • Agallas que quedan en el suelo tras la cosecha:  en condiciones de humedad y contacto con las raíces del cereal, las larvas de la agalla se activan.
  • Presencia de las agallas en las semillas de siembra.
  • Plántulas poco desarrolladas y enrollamiento de las hojas por la alimentación del nemátodo antes de formar la agalla.
  • Agallas de color verde que evolucionan a un color marrón oscuro o negro según madura la espiga. En el caso de la cebada están ocultas bajo las glumas.
  • Granos vacíos y de bajo peso. Se observan espigas erectas en maduración.
  • Pérdidas en la cosecha, disminuye considerablemente el rendimiento, en casos graves puede llegar al 50%.
  • Daños en las campañas siguientes si no se controla el cultivo y/o la parcela, ya que los juveniles, pueden estar latentes en la agalla en un estado criptobiótico durante varios años.

 

CICLO, SÍNTOMAS Y DAÑOS:

  • Plántulas poco desarrolladas y enrollamiento de las hojas por la alimentación del nemátodo antes de formar la agalla.
  • Agallas de color verde que evolucionan a un color marrón oscuro o negro según madura la espiga. En el caso de la cebada están ocultas bajo las glumas.
  • Granos vacíos y de bajo peso. Se observan espigas erectas en maduración.
  • Pérdidas en la cosecha, disminuye considerablemente el rendimiento, en casos graves puede llegar al 50%.
  • Daños en las campañas siguientes si no se controla el cultivo y/o la parcela, ya que los juveniles, pueden estar latentes en la agalla en un estado criptobiótico durante varios años.

LUCHA INTEGRADA:

Medidas preventivas:

  • Evitar utilizar semillas procedentes de parcelas infectadas por este nematodo.
  • Limpiar adecuadamente la maquinaria de siembra y recolección principalmente después de haber trabajado en una parcela infectada.
  • Evitar el monocultivo de cereal mediante rotación de cultivos no diana.
  • No se observa influencia varietal, el ataque depende directamente del grado de inafectación del suelo y de las condiciones de humedad y temperatura en el momento de la nascencia.

Umbral de tratamiento con productos fitosanitarios:

  • El umbral establecido es la mera presencia de anguina en la parcela, debiendo evitar la siembra de cereal las dos campañas siguientes y eliminar todas las plantas de cebada antes de que formen la espiga.
  • Utilizar únicamente productos autorizados e inscritos en el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios. Consultar el Registro antes de cualquier aplicación:

Registro de productos fitosanitarios MAPA

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter