Zabro (<em>Zabrus tenebrioides</em>)

Zabro (Zabrus tenebrioides)

AGENTE CAUSAL

Coleóptero de la familia Carabidae. Ataca a los cereales (excepto avena).

  • Adultos: Cuerpo alargado y convexo en la parte dorsal, de entre 12 y 18 mm de longitud. Coloración castaño-rojiza al inicio, para tornar posteriormente a negro mate con la parte inferior parduzca, más clara. Las antenas, palpos y patas son de color castaño terroso. Élitros surcados por estrías longitudinales. Patas largas y aptas para caminar. No vuelan.
  • Larvas: Presentan tres estados larvarios (L1, L2 y L3), que se diferencian por el tamaño de la cabeza. Son alargadas (hasta 30 mm en su último estado) y muy segmentadas. Mandíbulas prominentes y poderosas. Coloración blanco-amarillenta, excepto la cabeza y los segmentos torácicos que son de color castaño o castaño claro.

CICLO, SÍNTOMAS Y DAÑOS:

  • Larvas: excava una galería, donde se refugia durante el día, y en la que introduce la punta de las hojas, royendo el parénquima y dejando la nervadura (aspecto deshilachado muy característico). La distribución puede ser variada (en rodales, desde los bordes, asociados a líneas de paja de cosecha,¿). Si ya está instaurado, puede afectar a toda la parcela.
  • Los principales daños se dan en la implantación del cultivo; a medida que desarrollan las plantas los daños tienen menor efecto en la cosecha. Los otoños suaves y húmedos favorecen su aparición temprana.
  • Adultos: permanecen ocultos de día, bajo terrones de tierra, hierbas o piedras. Durante la noche se alimentan de flores y granos bien formados o en estado lechoso, si bien no suelen originar pérdidas significativas.

LUCHA INTEGRADA

Medidas preventivas:

Especialmente en parcelas donde se hayan observado ataques previos:

  • Rotación de cultivos: evitar siembras de cereal sobre cereal. Si es viable, no sembrar cereal incluso, al menos, un par de años.
  • Retrasar al máximo la fecha de siembra.
  • Laboreo del terreno para la eliminación del rastrojo y el ricio, preferible con volteo para la exposición de las larvas al exterior.
  • Evitar la siembra directa.

Uso de productos fitosanitarios:

  • Vigilancia: realizar muestreos tempranos en campo previos a la siembra observando posibles síntomas en la otoñada y rebrotes de cereal, así como a partir de nascencia (mordeduras, hojas deshilachadas o rodales de planta comida).
  • Umbral de tratamiento: entre nascencia y estado de tres hojas, cuando se observen de 10 a 15 plantas dañadas/m2 en cebada, y de 8 a 10 en trigo.
  • Tratar al amanecer o al atardecer, cuando más actividad tienen las larvas.
  • Utilizar productos autorizados e inscritos en el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios. Consultar antes de cualquier aplicación:

                                     Registro de Productos Fitosanitarios MAPA

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter