Podredumbre carbonosa en girasol (<em>Macrophomina phaseolina</em>)

Podredumbre carbonosa en girasol (Macrophomina phaseolina)

AGENTE CAUSAL:

Enfermedad fúngica causada por Macrophomina phaseolina Goid, hongo de suelo que parasita en un amplio rango de cultivos agrícolas (girasol, avena, maíz, garbanzo, judía, alfalfa, etc.).

  • La fuente de inóculo inicial más importante para el comienzo de la infección son los microesclerocios presentes en el suelo (estructuras de supervivencia capaces de sobrevivir en el suelo y restos vegetales durante varios años).
  • También puede transmitirse por semilla (puede estar tanto en la cubierta como en los cotiledones).
  • Los síntomas no suelen aparecer hasta floración, llenado de granos o incluso cerca de la madurez. Las pérdidas se asocian a menor tamaño de capítulos y semillas, así como al porcentaje y calidad de aceite (color mas oscuro).
  • Factores y condiciones ambientales que favorecen la expresión de síntomas:
  • El estado de semilla en maduración es el mas delicado. A mayor estrés hídrico, mayor incidencia (sequía en la madurez de la planta). A mayor estrés térmico, mayor incidencia (altas Tª, >30ºC al final del ciclo).
  • Las situaciones de estrés (daños por herbicidas, heridas, plagas,etc) incrementan la predisposición a la podredumbre carbonosa.

 

CICLO, SÍNTOMAS Y DAÑOS:

  • Los exudados de las raíces de girasol inducen la germinación de los microesclerocios. El hongo infecta las raíces extendiéndose por el sistema vascular hasta la base del tallo en los primeros entrenudos. Las raíces se oscurecen y son fácilmente arrancables por su pudrición. Las hojas amarillean y marchitan desde la base de la planta.
  • Tallos más finos, con una lesión gris-plateada en la base del tallo (que oscurece a casi negro) hasta 30-40 cm de altura. La capa externa se puede despegar fácilmente. En la médula los tejidos se secan y tornan en quebradizos, en forma apilada degradándose en capas horizontales, formándose unos cuerpos negros (microesclerocios) al final del ciclo.
  • La reducción del flujo de agua y nutrientes provoca deshidratación y secado, maduración prematura, capítulos menores, semillas vacías, ¿

 

LUCHA INTEGRADA:

Medidas preventivas:

  • No sembrar en parcelas con precedentes en los últimos años de podredumbre carbonosa.
  • Uso de semilla certificada de variedades tolerantes.
  • Rotación con cultivos poco sensibles (3-4 años).
  • Eliminar malas hierbas, restos de cultivo y rebrotes.
  • Evitar densidad excesiva de siembra, laboreo profundo y suela de labor. Evitar sembrar en suelos de baja fertilidad y alta salinidad.
  • Control de insectos como el gorgojo del tallo de girasol, que sirven de entrada de M. phaseolina a la planta.
  • Regar con frecuencia en condiciones de temperatura elevada y sequía.

 Umbral de tratamiento con productos fitosanitarios:

  • No hay un tratamiento químico eficaz contra la podredumbre carbonosa.
  • Utilizar únicamente productos autorizados e inscritos en el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios. Consultar el Registro antes de cualquier aplicación: 

Registro de Productos fitosanitarios MAPA 

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter