Albugo o Falsa roya blanca

Albugo o Falsa roya blanca

AGENTE CAUSAL

Enfermedad policíclica causada por el oomiceto (no es un hongo en sentido estricto) Albugo tragopogonis (sinónimos Uredo tragopogonis, Pustula helianthicola y otros) que aparece esporádicamente en el cultivo de girasol.

  • Se desarrolla desde la emergencia hasta la floración, infectando principalmente a las hojas inferiores, generando un secado que acelera la senescencia del área afectada, y, ocasionalmente, los peciolos, tallos y capítulos.
  • El hongo sobrevive en el suelo en forma de oosporas en restos orgánicos de campañas anteriores y semillas contaminadas.
  • Diseminación del hongo: a través del viento y salpicaduras del agua de lluvia o riego, que transportan las oosporas o esporangios.
  • Proceso de infección:
  • Inducida por la fase sexual. Las esporas sexuales (oosporas) producen esporas móviles (zoosporas), que penetran por los estomas e infectan las plántulas de girasol en primavera. También se pueden producir manchas aceitosas en peciolos, tallos y capítulos.
  • Inducida por la fase asexual.  Masas de esporangios asexuales que se liberan y diseminan la enfermedad.
  • Condiciones climáticas óptimas para la infección: alta humedad relativa causada por periodos de lluvias, rocío o riego, temperaturas de 10-15ºC y baja cantidad de radiación solar.
  • Condiciones climáticas favorables para el desarrollo: días templados con temperaturas de 20-25ºC y noches frescas favorecen su avance.

CICLO, SÍNTOMAS Y DAÑOS

  • Los síntomas de la fase asexual se inician en el haz de las hojas inferiores, en forma de manchas oleosas o ampollas salientes unos 5 mm de color verde pálido o amarillo, asociadas a formación posterior de pústulas blancas en el envés, que contienen masas de esporangios que son transportados por el viento y la lluvia, diseminando la enfermedad. Las ampollas y pústulas pueden fusionarse produciendo necrosis foliar (incluso aspecto agujereado de las hojas). La fase sexual provoca manchas color verde oliváceo en nervaduras, la inserción de los peciolos, tallos, parte posterior del capítulo y brácteas.
  • Daños: puede afectar a la planta entera, pero los mayores daños se asocian a ataques tempranos en estado de plántula, cuando las pústulas pueden cubrir los cotiledones ocasionando su secado, e incluso la muerte de la planta (más probable en años frescos).

LUCHA INTEGRADA

Medidas preventivas:

  • Sembrar en parcelas con buena exposición solar y suelos bien drenados, evitando suelos no roturados y de alto contenido en arcilla.
  • Rotación de cultivos. En parcelas con antecedentes, considerar incluso un mínimo de tres años sin girasol.
  • Uso de semilla certificada, libre del patógeno, de variedades resistentes.
  • Ajuste de la fecha de siembra, evitando las siembras tempranas y excesivamente tardías.
  • Evitar dosis elevadas de siembra.
  • En parcelas de regadío, evitar los riegos nocturnos.

 Umbral de tratamiento con productos fitosanitarios:

  • Vigilar especialmente desde estado de plántula hasta prefloración. No existe un umbral claro establecido, recomendándose el tratamiento ante la aparición de los primeros síntomas.
  • Utilizar únicamente productos autorizados e inscritos en el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios. Consultar el Registro antes de cualquier aplicación:

Registro de Productos Fitosanitarios MAPA 

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter