Nefasia (<em>Cnephasia pumicana</em>)

Nefasia (Cnephasia pumicana)

AGENTE CAUSAL:

Lepidóptero de la familia Tortricidae.

Adultos:

  • Polilla relativamente pequeña, entre 6-12 mm. de longitud, con antenas largas y cabeza triangular, ambas pilosas y escamadas.
  • Alas anteriores con escamas, más largas que el abdomen, con el margen costal arqueado y manchas variadas en su distribución (frecuente el color gris plateado). Alas posteriores más anchas, trapezoidales y grisáceas y con nerviación patente.

 

Larvas:

  • Seis estados larvarios. Las neonatas son rojizas. Tornan a pardo-amarillento en la fase dispersiva, luego más verdosas y con tonos caramelo en su fase final. La cabeza, en un principio negruzca, se aclara a medida que completa su desarrollo.

 

CICLO, SÍNTOMAS Y DAÑOS:

  • En primavera la larva sale del capullo donde ha hibernado, dispersándose por el viento suspendida de un hilo sedoso de 5 a 15 cm de longitud, llegando a los cultivos de cereales próximos.
  • En un inicio actúa como minadora de hoja, provocando galerías cortas (rayones) paralelas a la nerviación, blancas y traslúcidas. Los rayones pueden ser utilizados para detectar su presencia.
  • Seguidamente penetran en el zurrón o se alimentan de la espiga. Los síntomas son variados: espigas mal nutridas (por sección total o parcial de la caña), incompletas (por alimentarse de los granos) o blancas (por interrupción de la circulación de la savia).
  • Sobre la misma vaina forma un capullo y realiza la pupación. En dos semanas emergen los adultos. Hacen la puesta en grietas, corteza de árboles y vegetación adventicia. A los 10-15 días eclosionan los huevos, tejiendo las larvas un capullo sedoso en el que pasaran un periodo de estivo-hibernación.

 

LUCHA INTEGRADA:

Medidas preventivas:

  • Rotación con cultivos no huésped para reducir las poblaciones que puedan completar su ciclo.
  • Elección de variedades que permitan retrasar la fecha de siembra, de forma que en el momento de la dispersión se incremente la probabilidad de que las larvas aterricen en suelo desnudo.
  • Eliminación de las malas hierbas que puedan servir como lugar de aterrizaje y primer establecimiento de las larvas.
  • Empleo de trampas de feromonas sexuales en capturas masivas de adultos, colocadas en los meses de junio y julio en los lugares de refugio.

 

Umbral de tratamiento para lucha química:

  • Cuando se observe presencia de más de 40 larvas por metro cuadrado, examinando todas las hojas, en especial las más viejas, siempre antes de que las larvas penetren en el zurrón. Realizar el tratamiento en las zonas o márgenes de las parcelas próximas a arbolado, pues este supone la principal fuente de dispersión. Únicamente tratar toda la parcela en caso de ataques severos
  • Utilizar únicamente productos autorizados e inscritos en el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios. Consultar el Registro antes de cualquier aplicación:

 

Registro de productos fitosanitarios MAPA

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter